sábado, 10 de octubre de 2015

Como un eclipse de sol

¿Inseguridades? Sí claro, como todo el mundo. Te cuento las mías.
Todas esas chicas rubias y guapas que son y siempre serán mas guapas que yo, todas esas ganas que le quitas a lo mío cuando me equivoco y no tengo perdón.
Todas las veces que te antepongo a ti por mí,  y cuando yo me antepongo a ti.
Pensar cada día que puede que yo no sea suficiente, con la boca cerrada, los ojos llenos de lágrimas y los brazos abiertos.
¿Que todo ésto parece que lo escribe una niña pequeña? Sí, también. La misma que siente el autoestima baja cuando no consigue nada más que logros académicos o profesionales, porque, al parecer en la asignatura de la vida nunca llego al suficiente.
Y yo sólo quiero sentarme mirando la playa y pensando, que por una vez, todo mi día ha sido perfecto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada