viernes, 30 de diciembre de 2011

Volver a casa

Es como si en algún momento tu vida hubiese sido una burbuja, grande y opaca. Como si tú siempre hubieses querido ser una princesa, y al final del camino hubieras llegado a la meta.
Pero el precio es demasiado caro, cuando llegas al final te miras los pies, enraizándose con la tierra. Y te dieras cuenta de que están llenos de agujeros, como un queso. 
Eso pasa por no mirar donde pisas. 
¿Merece la pena pagar un alto precio por llegar rozar con las pestañas la ansiada felicidad? 
Estoy en casa, de vuelta.

La misma mierda de siempre. Pero es MI mierda.


Puta soledad.





Rescátame

2 comentarios:

  1. tan geniiial como siempre tu blog. me encanta leerte. feliz año! <3 de http://ohlalayetc.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  2. el tuyo si que es genial, aun asi muchas gracias por seguirme siempre de esa manera :) un beso y espero que tengas un gran año :D!!!

    ResponderEliminar