viernes, 6 de mayo de 2016

BOOM

Si yo te cuento todo lo que hay aquí guardado, sería como ver un pájaro volar pro primera vez.
Aquí seguimos, tras todo esto, recuerdos, rencores, errores y virtudes aquí aun estamos.
Y hoy siento que ya va a estallar, que he tenido que buscar dentro de mí, no por decisión propia sino por necesidad, todo lo que estaba oculto.
Anoche no fue horrible, pero odié estar tan cerca y a la vez tan lejos.
¿Cómo he podido no alimentar durante tanto tiempo a mis monstruos? No lo sé. Sólo sé que anoche algo me decía "corre" pero con un susurro, delicado y casi imperceptible. Cuando ese mismo susurro un día fue un grito estremecedor.
Te paras a pensar en los finales, no en los felices, simplemente en los finales. Y tú y yo nunca tuvimos uno. No lo siento como tal. Aquella pantomima en la calle, diciendo un adiós mudo pero un adiós al fin y al cabo, es algo que sigo sin creer.
Pero ahora sé lo que significa "tomar una decisión que no quieres tomar", ahora sé lo que puede llegar a doler. Y te pregunto ¿CÓMO? porque no entiendo tu fuerza y tu valor, esa fuerza aparente que deja entrever una fragilidad extrema. Porque yo te conozco, y veo tu fragilidad.
Seguiré sin alimentar a mis monstruos, porque lo he hecho antes y no quiero hacerlo más.